MasterD

Blog MasterD

 

Opiniones MasterD en nuestro Blog

Controlador aéreo »

El trabajo de un controlador aéreo

 
El trabajo de un controlador aéreo

 Trabajo de un controlador aéreo

 

El transporte aéreo es un eje fundamental de nuestra sociedad, pues facilita la actividad económica y acerca a las personas. Desde la creación del primer vehículo autopropulsado, los medios de transporte han evolucionado y proliferado hasta convertirse en ejes fundamentales de nuestras vidas.
 

Pero, sin duda, el medio que más ha revolucionado nuestra sociedad es el avión. La complejidad de este radica sobre todo en el medio que se desenvuelve y en el número elevado de operaciones que realiza. Sin embargo, todos y cada uno de los vuelos que salen de un aeropuerto deben ser controlados y guiados hasta su destino con total seguridad. En esto consiste el control del tráfico aéreo, la navegación aérea es la encargada de proporcionar a cada nave todos los medios imprescindibles para realizar su trayecto en perfectas condiciones de seguridad, orden y fluidez.
 

Dentro de un FIR (Espacio Aéreo) podemos distinguir distintas zonas de control. Las más pequeñas se denominan zonas de transito de aeródromo, más conocida como ATZ (es la zona que rodea un aeropuerto). El control en las ATZ es llevado a cabo desde la torre de control. Desde la torre se dirigirán las maniobras de aterrizaje y despegue de las aeronaves, así como la rodadura desde su aparcamiento hasta la pista de despegue. Las ATZ están envueltas por las denominadas TMA (Área Terminal de Maniobras).
 

Despegue
 

Una vez que el avión ha despegado, el piloto se pone en contacto con la torre de control para informar de que se dirige al primer punto de su ruta. La torre verifica que la maniobra de despegue ha sido correcta transfiriendo el control del vuelo a control de aproximación.
 

Aproximación-salida
 

La aeronave ha salido de la Zona de Control de Aeródromo (ATZ) bajo la responsabilidad de la torre de control. Al cruzar ese límite se adentra en el área TMA bajo la responsabilidad del centro de control, más concretamente bajo la de un controlador de aproximación. En este momento, el avión se dirige hacia su aerovía correspondiente. La principal función del controlador es garantizar la seguridad de las aeronaves, por ello debe respetar una separación mínima establecida en el reglamento de circulación aérea.
 

El radar detectará a la aeronave y SACTA (Unidad de Control del Sector-sistema Automatizado de Tránsito Aéreo) a las pantallas de los controladores. Además, SACTA genera la ficha de progreso de vuelo que tendrán a su disposición cada uno de los controladores que deben velar por la aeronave. El avión abandona el área TMA.
 

El controlador de aproximación transfiere la supervisión de nuestro vuelo a un controlador de ruta, bajo cuya responsabilidad se encuentra ahora la aeronave.
 

Control de ruta
 

El avión ha entrado en la aerovía que le llevará a su destino. Para llegar a ella, el piloto  ha empleado una red de radio-ayudas, entre las que se encuentra el sistema VOR. Este sistema es el equivalente a un faro para un barco. La aeronave cruza la línea que separa la FIR a la que pertenece el aeropuerto de partida para introducirse en la FIR de Barcelona (hay que imaginarse un trayecto real de Madrid a Barcelona) ahora se encuentra bajo la responsabilidad de la región este. Durante su vuelo por la aerovía, el avión pasará por puntos de notificación, es decir, lugares preestablecidos donde deberá recordar al controlador de ruta que ha alcanzado dicho lugar.
 

Aproximación-llegada
 

El avión está finalizando su ruta por la aerovía, por lo que entra en el área TMA que rodea al aeropuerto de llegada y se encuentra nuevamente bajo la responsabilidad de un controlador de aproximación. La maniobra es exactamente inversa a la de la aproximación de salida, con una ligera diferencia: si hay una gran demanda de aterrizajes en la terminal o aeropuerto, la aeronave tendrá que esperar para aterrizar. Para ello, navegación aérea establece puntos de espera. Es decir, los aviones deberán realizar vuelos en círculos a diferentes alturas. Esto hace de la aproximación de llegadas la fase más complejo del controlador aéreo, por lo que es en la que se encuentran los controladores más experimentados.
 

Aterrizaje
 

La aeronave entra en la zona de control de aeródromo ATZ y pasa a ser controlada por la torre de control, para realizar la aproximación a pista, el piloto se apoya sobre el Sistema de Aterrizaje por Instrumentos (ILS). Este sistema permite identificar el eje de la pista y muestra el ángulo del descenso para tomar tierra adecuadamente.

 

 
 

Nuevo comentario: