Oposiciones forestales »

Cómo ser Guarda Forestal

 
Ser Agente Forestal

OPOSICIONES AGENTES FORESTALES

 

Desde los albores de la historia, el ser humano ha utilizado los recursos naturales que tenía a su alcance. Pero, desde que comenzó explotar el medio natural de forma masiva y, sobre todo, después de la revolución industrial, se comprendió la necesidad de disponer de las herramientas necesarias para proteger y gestionar el uso de los recursos naturales como los cultivos, la caza, la pesca, la madera o las riberas de los ríos.

 

En España, de manera institucional, no fue hasta el reinado de Alfonso XII cuando en la Ley de Mejora, Fomento y Repoblación de los Montes Públicos, se crearon los entonces llamados “Capataces de cultivos”. Poco después, a estos capataces, se les otorgó la capacidad de denunciar y, en la primera década del siglo XX se creó el cuerpo de “Guardería Forestal del Estado” que, pasaron a ser considerados Funcionarios públicos en la Segunda República.

 

El cuerpo de Agentes forestales es de vital importancia para poder disminuir el impacto ambiental de una sociedad en la que a veces priman las disciplinas rentables y deja de lado todo lo que no proporciona beneficio económico inmediato. La legislación sobre el medio natural junto con un equipo profesional de Agentes Forestales sirve para garantizar un medio natural estable y aprovechable durante años por las generaciones futuras. Para conseguir dicho cometido, los Agentes Forestales juegan un papel fundamental, deben ser grandes conocedores de la legislación vigente y expertos en identificación y reconocimiento del medio ambiente en el que desarrollan su labor.

 

Hoy en día, las competencias relativas a la protección del medio natural están transferidas a las Comunidades Autónomas, por lo que cada comunidad autónoma tiene su propio cuerpo de Agentes Forestales y gestiona sus competencias y su forma acceso. Cada administración es responsable del formato de las pruebas de los procesos selección así como del contenido de los mismos. Cada administración autonómica utiliza una denominación diferente para designar a estos funcionarios públicos: en Andalucía y Canarias son Agentes de Medio Ambiente, en Aragón Agentes para la Protección de la Naturaleza, en Cantabria y Extremadura son Agentes del Medio Natural, en Castilla La Mancha, Castilla y León, Murcia, Agentes Medioambientales. Se denominan Agents Rurals en Cataluña, Agentes Forestales en la Comunidad de Madrid y La Rioja, Agents Mediambientals en Comunidad Valenciana, Axentes Forestais en Galicia, Agents de Medi Ambient.en las Islas Baleares. Se agrupan como Guarderio Forestal en Navarra, Baso Agentea – Basozaina en el País Vasco y Guardas del Medio Natural en Principado de Asturias.

 

No obstante, independientemente de las denominaciones, las competencias fundamentales de estos profesionales en cualquier comunidad autónoma son similares. Un Agente Forestal realiza funciones de vigilancia y control medio ambiental relativa a montes, caza, pesca, especies protegidas, calidad ambiental del entorno, censos de fauna y flora, cubicaje de madera, participa en labores de extinción e investigación de causas de incendios forestales. Tienen entre sus cometidos la vigilancia y denuncia de posibles delitos contra el medio ambiente en general.

 

Para acceder a estos Cuerpos de Agentes Forestales ya sea de una Comunidad Autónoma, Organismos Autónomos del Ministerio de Medio Ambiente o Ayuntamientos, hay que superar un proceso selectivo de Oposición que puede incluir, o no, algunas pruebas físicas y, normalmente, incluyen pruebas escritas sobre un temario específico de medio ambiente y un temario general sobre legislación española y autonómica.

 

Un ejemplo reciente es la Convocatoria de pruebas selectivas para el ingreso en el Cuerpo de Agentes Forestales,  de la Comunidad de Madrid. Los requisitos para el ingreso aparecen publicados en el Boletín Oficial de la Comunidad e incluyen, entre otros, tener más de dieciséis años de edad, poseer la nacionalidad española, estar en posesión de los títulos de Bachiller o Técnico, y estar en posesión del permiso de conducir de la clase B. El sistema de selección en este caso exige la superación de tres  pruebas selectivas, que incluyen dos ejercicios, a los que hay que contestar por escrito, relacionados con el temario de la Oposición y un ejercicio de pruebas físicas que incluyen salto vertical, fuerza de brazos y prueba de marcha.

 

Si te gusta la naturaleza y quieres un trabajo fijo como Agente Forestal, no te lo pienses más. En MasterD, ponemos a tu disposición todos nuestros medios disponibles para que superes con éxito las oposiciones forestales convocadas.

 

Pruebas Físicas Oposiciones Forestales

 

 

 
 

Nuevo comentario: