En España cobramos menos que en los países más desarrollados de la UE

 
Todos sabemos cómo está la situación económica, la de nuestro país y la del mundo. También sabemos cómo están los sueldos españoles, que en la mayoría de los casos, el día 20 del mes, ya no dan para más. Pero lo que seguro no sabes son las diferencias salariales que tenemos con el resto de Europa. Y cómo puedes imaginarte las comparaciones son odiosas. En la mayor parte de la prensa, esta semana, ha sido publicado un estudio realizado por Adecco y el IESE que hace referencia a datos del año 2006. Este informe recoge unas cifras algo vergonzosas para los españoles, pero nada puede ya sorprendernos. El informe señala que el salario medio anual bruto en la UE fue de 32.414 euros, mientras que en España se situó en los 21.402 euros. Además, apunta que en países como Dinamarca, Reino Unido o Alemania la remuneración promedio supera los 40.000 euros anuales, mientras que en los países del este no llega a los 10.000 euros.

Además, el estudio subraya que nuestra diferencia respecto al resto de la Unión ha ido aumentando en los últimos años. Entre 2002 y 2006 la remuneración promedio en la UE tuvo un incremento real del 3,9%, mientras que en España fue de sólo un 1,3%. De hecho, se convirtió en el único país de la muestra que, estando por debajo de la media, no se aproximó a ella. En cuanto a las diferencias salariales entre hombres y mujeres, España si ha mejorado su situación respecto a la de la Unión Europea. La media europea se sitúa en una remuneración un 15% superior en los hombres que en las mujeres, mientras que en España es del 13%. Cuestión que resulta alarmante. Si ya las diferencias de género son un problema por sí sólo en nuestro país, lo es mucho más grave si está generalizado en toda Europa. Y cómo no, por sectores las diferencias son abismales. Aunque no es nada nuevo que un banquero cobre más que un camarero. Y las cifras son muy claras, el mayor salario medio de la UE corresponde al sector de la banca, seguros y finanzas, con 50.186 euros brutos anuales, frente al sector de Hoteles y Restaurantes, que presenta la menor remuneración con 21.461 euros. En España, para variar,  presenta la misma tendencia pero con una cifra bastante inferior, el salario del sector financiero es de 40.012 euros y el hotelero de 15.164 euros. El informe sólo reafirma algo que ya sabíamos. En nuestro país los salarios no suben al ritmo de los precios y las diferencias con los países europeos más desarrollados no menguan. La crisis puede empeorar esta situación ya que la congelación salarial puede estar a la vuelta de la esquina, pero hay que ser positivos y ser conscientes de que la formación puede ayudarnos tanto para no engrosar las filas del paro como para conseguir mantener nuestro salario, aunque sea en la medida del incremento del índice de precios al consumo (IPC).