La importancia de la familia de un opositor

 

La familia y los amigos son la base principal de cualquier opositor. Son su apoyo moral.

Las personas que rodean al opositor deben ser comprensivas y respaldarle  porque eso será lo que le dará fuerza y ánimo para continuar. ¿Por qué es tan importante este apoyo? Porque el tiempo de preparación es largo y existirán malos momentos, existirán días en los que costará más ponerse a estudiar.

Por otra parte, también es fundamental que el entorno evite los juicios de valor sobre si está estudiando suficiente o no ya que, quien tiene que aprender de sus errores es el opositor. Pero no le ayuda en nada sentirse cuestionado por el entorno. Lo que en realidad necesita es apoyo, por tanto, los mensajes de ánimo son vitales.

Un opositor se ve sometido a mucha presión, especialmente cuando se acerca la fecha del examen. Puede ocurrir que tenga cambios de humor, se muestre tenso o no se comporte como él es habitualmente. En este caso, la familia tiene que ser comprensiva y darle la mayor confianza. Eso no significa justificarlo todo sino ser más flexible para restar importancia ya que todo volverá a la normalidad.

Además del apoyo familiar, es muy importante tener un buen ambiente para el estudio. Es decir, tener un sitio fijo en casa que sea cómodo, ya que hay que estudiar muchas horas, sin ruidos y dentro de un horario.

Te recomendamos algunos consejos que te ayudaran a mejorar tu rendimiento:

  • Fuerza de voluntad. Es evidente que tendrás que renunciar a algunas cosas de vez en cuando.
  • Motivación. Es importante que la gente de tu alrededor te motive, pero lo más importante es la propia motivación. Debes esforzarte y estudiar.
  • Actitud positiva. Debes ser optimista y confiar en ti mismo para conseguir tu objetivo.

Tanto la fuerza de voluntad como la capacidad de sacrificio por tu objetivo son la base fundamental para conseguirlo.

Por otro lado, no debemos olvidar los cuidados físicos y la alimentación. Es muy importante hacer descansos durante el estudio en función de las necesidades de cada persona o, por ejemplo, practicar ejercicio de manera habitual. La alimentación debe ser equilibrada, es decir, pocas grasas, mucha carne y pescado y abundantes frutas, legumbres y verduras. También son importantes los alimentos ricos en fósforo como los frutos secos y chocolate (sin abusar).

Una oposición es más importante de lo que parece a simple vista, y no tanto porque suspender puede suponer una decepción, sino por cómo se siente aquel que después de haber estado estudiando durante tanto tiempo, tiene la sensación de que no ha servido para nada. Con pequeños gestos el entorno familiar puede facilitar la vida del opositor mucho más.

 No solo es importante tomar la decisión de preparar una oposición, también tienes que poner de tu parte para conseguir tu meta con éxito.