La biblioteca se mueve

 

Espacio de enriquecimiento personal y un dinamizador del municipio. Atractivo ¿verdad?. Esto es lo que comentan los usuarios de la Red de Bibliobuses de la Diputación de Barcelona sobre el servicio.

Estos y otros datos han sido obtenidos del informe da continuidad al “Estudio de usuarios y potenciales usuarios de los bibliobuses” pero podemos saber mas sobre este servicio en la web de ACEBLIM (Asociación de profesionales de bibliobuses).

Los bibliobuses es una forma, no la única, de permitir que cualquier persona tenga acceso a las bibliotecas de su zona, (lo que en biblioteconomía se llama extensión bibliotecaria).

Hay un gran número de opciones. Se pueden utilizar autobuses (España), aviones (Chile), Burros y carretas (Colombia),  barcos (Noruega)… mientras se mueva ¡todo vale!

Este servicio no sólo permite que cualquier persona pueda acceder a un libro, una revista, un cd… que no es poco, si no que también sirve como terapia. El mejor ejemplo lo tenemos en las bibliotecas Tap-tap, bibliobuses que desde 2012 recorren las carreteras y los pueblos del devastado Haití con 400 libros al servicio de la población.

Badis Boussouar, Jefe de Comunicaciones de Bibliotecas sin Fronteras, defendía la importancia de la lectura en las catástrofes humanitarias de la siguiente manera: “Para Bibliotecas sin Fronteras, no hay duda de que organizaciones y gobiernos deben dedicar la mayor parte de sus esfuerzos en promover el bienestar físico de las víctimas de un desastre. Pero se le debe dar también, la misma atención a una segundad medida: nutrir la mente, para ayudar a las víctimas a lidiar con la catástrofe y seguir adelante. Los libros y la expresión ayudan a sostener estimulación intelectual y promueven la autoestima y la resistencia en tiempos difíciles. A través de los libros, los ordenadores… el acceso a la información y los recursos culturales, fortalecen a las personas y les dan herramientas para reconstruir todo aquello que han perdido”.

https://leseg.wordpress.com/2014/10/13/bibliotecas-tap-tap-bibliotecas-moviles-en-haiti/

En España, los bibliobuses tejen una tela de araña que recorre todo el territorio de Norte a Sur, de Este a Oeste. Cada una de nuestras comunidades autónomas mantiene una red de bibliotecas móviles que acerca la cultura a barrios y municipios desprovistos de bibliotecas.

Pero ¿cómo se mete una biblioteca entera en un autobús? Aquí entran en juego nuestras preciadas nuevas tecnologías. El autobús lleva sobre sus ruedas una parte de la biblioteca central de la que depende pero, a través de los ordenadores que hay en el bus con conexión a Internet, los usuarios pueden acceder al catálogo completo de la biblioteca y solicitar cualquier material que deseen. En el siguiente viaje que el bus haga a su barrio o pueblo le llevarán el material que haya solicitado.

Tienes un bibliobús cerca? Entra, mejor dicho, sube, es una sensación única.