La Expo, la Eurocopa y MasterD. Cuarta crónica

 

El domingo, el blog de MasterD decidió pasar la tarde en el recinto de la Expo y así disfrutar de la final de las finales de la Eurocopa en pantalla gigante y con un ambiente totalmente festivo.

Aunque el día era caluroso, la verdad es que no se podía comparar con el de otras visitas. Esto provocó que no tuviéramos tantas ganas de agua.

La tarde se pasó muy tranquila. Cerca de 49.000 visitantes acudieron ese día al recinto, una afluencia mucho menor que el sábado que sobrepasó los 80.000 visitantes. Esto hizo que las filas fueran soportables y que MasterD entrará en pabellones en los que no pudo entrar en ocasiones anteriores.

Entre estos pabellones, pudimos ver el de Emiratos Árabes, pabellón que muestra la riqueza generada por el país en los últimos treinta años. También vimos una proyección en 3D en el pabellón de Corea en el que en dibujos animados muestra la problemática del agua en la tierra. En coreano, agua es “mul”, Todo el pabellón es un juego con mul.

Además, pudimos ver, por fin, y a costa de perdernos quince minutos del gran partido, el pabellón de Aragón. Aragón es un pabellón de lujo. Empieza en su última planta con un restaurante en manos del catering de La Bastilla (uno de los más prestigiosos de Zaragoza) y continúa con una exposición fotográfica bastante original, Aragón, agua y vida, y lo último, pero lo mejor, es la primera planta. Una sala enorme con un audiovisual creado por Carlos Saura que es proyectado en ocho pantallas gigantes. Además, incluye una jota interpretada por Miguel Ángel Berna. En esta gran sala, además, hay en el suelo una imitación de las orillas del Ebro, que dota de calidez al conjunto.

La verdad es que llegar tarde a la cita que España tenía con Alemania, mereció la pena. Por una vez, Aragón tenía entrada directa, sin una mínima cola. MasterD no podía dejar correr esta oportunidad.

Pero, sin duda, el gran protagonista del día fue el futbol. La Eurocopa se respiraba en todos los rincones. Muchos de los visitantes iban ataviados con banderas de España o camisetas de la selección, pero además, los voluntarios de la Expo, daban por todo el recinto, banderitas de España con un simpático Fluvi en el medio.

A la seis de la tarde, aficionados españoles ya deambulaban alrededor del pabellón de Alemania, chillando el famoso “podemos”, slogan de la cadena de televisión encargada de retransmitir los partidos de la Eurocopa. Los trabajadores del pabellón alemán se tomaron las provocaciones con humor para mantener vivo el día de fiesta.

A las nueve y cuarto, la Expo estaba paralizada. Los pabellones vacíos, las plazas, las actuaciones… Nadie paseaba a más de cien metros de las pantallas gigantes.

En el Anfiteatro 43, 10.000 personas vieron el emocionante partido. Además, Aragón Radio llevó a cabo un gran despliegue técnico para la retransmisión. Contó entre sus filas de narradores con personalidades de la escena cultural aragonesa, que junto con Paco Ortiz Remacha (Aragón Radio), Ricardo Martín Tezanos (Expo Zaragoza), y Jorge Hernández (Aragón Radio) desde Viena, narraron lo acontecido durante la gran final. Carlos Sanz, Álex García e Israel Salvador ofrecieron los comentarios técnicos del encuentro. José Carlos Franco, en el inalámbrico, se infiltró entre los seguidores para recoger sus emociones.

Pero, la final de la Eurocopa no se quedó solo ahí. Fuera del anfiteatro, alrededor de 6.000 personas sentadas en el suelo o viendo desde los corredores de la parte superior de los pabellones internacionales, y entre ellas los redactores del blog de MasterD, vibraron con cada amago de gol y con cada situación de peligro.

Con el gol de Torres, la Expo se volvió una fiesta y al pitar el árbitro el final del partido, el clamor popular saltó por los aires. Los aficionados españoles dieron rienda suelta a su alegría mientras que los seguidores alemanes, con la decepción a cuestas no querían más juerga.

El punto culminante de la celebración lo pusieron los “triunfitos” ya que la Expo era el punto de salida de la gira de Operación Triunfo. Por supuesto, lo más esperado del concierto fue la canción Agua, obra de los propios chicos y chicas de la Academia.

Una vez más, MasterD pasó una jornada inolvidable en el recinto. España, después de 44 años era campeona de una Eurocopa y MasterD lo estaba viviendo en la Expo, un acontecimiento sin precedentes en la ciudad de Zaragoza.