Accidente Pirotecnia Zaragozana »

Qué es una deflagración y una onda calórica

 

Fuente Fotografía: EFE

 

El término deflagración, por desgracia está de actualidad en los últimos días por el trágico accidente de Pirotecnia Zaragozana.

 

¿Quieres saber qué significa exactamente este término?

La norma UNE-EN ISO 13943:2000 sobre seguridad contra incendios, define la deflagración como: onda de combustión, acompañada por una explosión propagada a la velocidad subsónica.

 

Es decir, son combustiones en las que la velocidad del frente de reacción es superior a 1 metro por segundo, pero inferior a la velocidad del sonido en el medio en que se producen.

 

Aparecen entonces los fenómenos de sobrepresiones, creándose un frente de presiones como consecuencia de la generación de gases y de las temperaturas alcanzadas en la reacción.

 

La velocidad del frente de presiones es mayor que la del frente de reacción y mayor que la velocidad de las llamas. Si no se permite liberación de las sobrepresiones, la deflagración pasaría a ser detonación.

 

Casi todas las explosiones suelen ser deflagraciones, ya que se suele romper algún cristal, tabique, etc. que permite la evacuación de la presión de forma natural.

 

El término deflagración es muy utilizado en la terminología usada por el cuerpo de bomberos.

 

La pólvora

La llamada pólvora negra o tradicional es un compuesto químico deflagrante que resulta de la combinación de carbón, azufre y nitrato de potasio, en proporciones de 15%, 10% y 70% respectivamente.

 

Actualmente se emplea un tipo de pólvora, llamada pólvora blanca o sin humo, cuya mayor ventaja es, como indica su nombre, que tan apenas produce humo. Están compuestas principalmente por nitrocelulosa y glicerina. Durante su proceso de fabricación, principalmente en el secado, es muy sensible a cualquier fricción, choque o variación brusca de temperatura, debido a la cantidad de partículas volátiles que se desprenden.

 

Las investigaciones de los Tedax, en la fábrica de Pirotecnia Zaragozana, creen que una onda calórica de entre 500 ºC y 2.000 ºC se propagó en segundos provocando la inestabilidad de la pólvora contenida en los edificios cercanos y, en consecuencia, ocho grandes explosiones.

 

¿Qué es una onda calórica?

Es la propagación del calor a través de la atmósfera por los mecanismos de conducción, convección y radiación.

 

La onda de calor (con temperaturas de entre 500 ºC y 2.000 ºC en el caso del accidente) se transmite a todo el aire de alrededor de forma rápida afectando a todo lo que se encuentre a su paso.

 

Como hemos dicho, probablemente, esta onda fue la que inestabilizó la pólvora y provocó las ocho explosiones. Aunque será difícil concretar una teoría que aclare el accidente.

 

De parte de MasterD, mucho ánimo a los afectados y sus allegados.