Educación »

Semana Blanca, ¿y si mis hijos no esquían?

  • Si la Semana Blanca ya se celebra en el colegio de tu hijo, pero no sabe esquiar o no podemos permitirnos esa semana de gastos, ¿qué hacemos con los niños esa semana?
  • Jornada Partida vs Jornada Intensiva
 

 

La moda de incluir la Semana Blanca dentro del calendario escolar de nuestros hijos es una moda importada de otros países. Países, quizá, con una tradición más arraigada en el deporte del esquí que en España. El problema está cuando nuestros hijos no practican este deporte, o los padres no se pueden permitir que lo practiquen o que destinen una semana a ello, entonces, ¿qué hacemos con nuestros hijos?

 

La gran mayoría de las familias asumirán el cuidado de los niños, llevándoles a actividades de ocio programadas (con el consiguiente coste), tirarán de abuelos, o algunos no les quedará más remedio que cogerse vacaciones para estar al cuidado de sus hijos.

 

Además de la problemática que ocasiona en cuanto a reorganización familiar y conciliación de vida laboral y escolar por parte de las familias, no todos los profesionales de la educación están de acuerdo con estas vacaciones.

 

Tras volver el alumno de las vacaciones de Navidad, en poco tiempo y casi seguidas, se encuentra con más vacaciones: Semana Blanca y Semana Santa. Los maestros son conscientes de lo que estas interrupciones ocasionan, y lo que les cuesta a los alumnos volver a coger el ritmo de clase cada vez que se produce un período vacacional. A esto debemos sumarle el poco tiempo con el que cuentan los maestros para trabajar los contenidos curriculares en este segundo trimestre, por lo que los tendrán que trabajar deprisa y corriendo.

 

Entonces, la pregunta es... ¿a quién beneficia la Semana Blanca?

 

Quizá habría que replantearse la eliminación de este periodo vacacional y dar más facilidades a los padres para una mejor conciliación de la vida laboral con la familiar.