Trabajar en energía renovable, una profesión con futuro

 

Las energías renovables son el futuro del planeta. Los recursos se acaban y la necesidad de energía es constante. La utilización del sol es una sabia solución de la que España se está dando cuenta progresivamente.

MasterD está asociado a la Asociación de Industria Fotovoltaica (ASIF) ya que somos conscientes de la urgencia con la que debemos ir avanzando en el terreno de las energías limpias frente a los recursos tradicionales. ASIF es la asociación estatal de referencia de la energía solar fotovoltaica en España. Está formada por más de 450 empresas y entidades de toda la cadena de valor de la tecnología, representando a la práctica totalidad del sector: promotores, consultores, ingenierías, fabricantes de módulos y componentes, distribuidores, instaladores, centros tecnológicos y formativos, aseguradoras, empresas de seguridad…

Pero, ¿qué es la energía fotovoltaica?

Se denomina energía solar fotovoltaica a una forma de obtención de energía eléctrica a través de paneles fotovoltaicos. Dichos paneles, módulos o colectores fotovoltaicos están formados por dispositivos semiconductores tipo diodo que, al recibir radiación solar, se excitan y provocan saltos electrónicos, generando una pequeña diferencia de potencial en sus extremos. El acoplamiento en serie de varios de estos fotodiodos permite la obtención de voltajes mayores en configuraciones muy sencillas y aptas para alimentar pequeños dispositivos electrónicos.

A mayor escala, la corriente eléctrica continua que proporcionan los paneles fotovoltaicos se puede transformar en corriente alterna e inyectar en la red eléctrica, operación que es muy rentable económicamente pero que precisa todavía de subvenciones para una mayor viabilidad.

Alemania es en la actualidad el segundo productor mundial de energía solar fotovoltaica tras Japón, con cerca de 5 millones de metros cuadrados de colectores de sol, aunque sólo representa el 0,03% de su producción energética total. La venta de paneles fotovoltaicos ha crecido en el mundo al ritmo anual del 20% en la década de los noventa. En la UE el crecimiento medio anual es del 30%, y Alemania tiene el 80% de la potencia instalada.

En España este crecimiento también está avanzando paulatinamente. Considerando la potencia fotovoltaica conectada a la red y la destinada a sistemas aislados, ASIF calcula que la potencia acumulada en 2007 alcanzó los 593 MW. Según las estimaciones, aún provisionales, de la CNE, el año pasado concluyó con unos 569 MW de potencia equivalente conectados la red eléctrica, lo que supone un incremento del 440% sobre el año anterior, en el que se conectaron 97 MW. Aún así, todavía queda mucho por hacer ya que sólo aporta alrededor del 0,05% de las necesidades energéticas del país.

La gran inversión inicial que exigen los proyectos fotovoltaicos ha provocado que el capital atraído por el sector el pasado año alcanzase los 5.000 millones de euros, considerando la construcción de plantas de producción de electricidad (unos 2.500 millones), las nuevas factorías industriales de fabricación de equipos (400 millones) y la evolución en Bolsa de las empresas vinculadas al sector (2.100 millones). En total, el volumen de negocio generado por la tecnología fotovoltaica en España ascendió en 2007 a unos 7.750 millones de euros.

Por otro lado, según los datos de la Comisión Nacional de Energía, más de 15.200 personas son titulares de una instalación fotovoltaica, lo que revela con gran claridad la socialización que experimenta esta fuente de energía renovable y el enorme interés que suscita en la sociedad.

La energía fotovoltaica es uno de los principales yacimientos de empleo asociado a las tecnologías renovables. En este sentido, ASIF estima que la fotovoltaica ya ha generado 23.000 empleos entre puestos directos e indirectos. Merece la pena destacar que Comisiones Obreras considera bajo este dato y eleva la cifra hasta los 26.000 empleos directos.

La formación específica en este campo es una puerta abierta a este sector laboral que crece a un ritmo constante y que cada día necesita más profesionales. MasterD oferta un curso de Energía Solar y Eólica con el que convertirse en un profesional de las energías renovables está al alcance de cualquiera. Aprovecharse del crecimiento económico del sector es una interesante opción de futuro.