ESTUDIAR NUTRICIÓN »

Siete claves para mantener una alimentación sana desde casa

Compartir: 
 
Claves alimentación desde casa

Recomendaciones para una dieta equilibrada

 

¿Cómo mantener una dieta saludable cuando estamos obligados a permanecer en casa? Seguir una alimentación y nutrición adecuada en momentos en los que pasamos largos periodos en nuestros hogares es fundamental para cuidar nuestra salud.

 

Sin embargo, en ocasiones, por falta de información, conocimientos, recursos o costumbre esto no es tarea sencilla. A continuación, vamos a facilitar una serie de recomendaciones facilitadas por la Academia Española de Nutrición y Dietética que ayudarán a mejorar tu alimentación y salud durante estos días.

 

Además, si te apasiona el mundo de la nutrición y te gustaría convertirte en un profesional del sector, te recomendamos realizar el curso de nutrición y dietética.

 

7 claves para una alimentación saludable desde casa

  • Mantener una buena hidratación: tomar suficientes líquidos es fundamental para mantener un adecuado estado de salud, hay que ser especialmente cuidadoso con la hidratación de los niños y de las personas mayores. Se recomienda tomar entre 1,5 y 2 litros de líquido al día (agua, caldos vegetales, infusiones…). Recuerda que una dieta rica en frutas y en verduras ayuda a estar correctamente hidratado.

 

  • 5 raciones entre frutas y hortalizas: debemos intentar consumir tres raciones de frutas cada día y al menos dos de verduras y hortalizas. Es importante cuidar su elaboración, evitar los fritos y priorizar el cocinado al horno, hervido, en papillote…Si le añadimos aceite de oliva mejorará su sabor y también sus propiedades organolépticas.

 

  • Elegir alimentos integrales y legumbres: los cereales y sus derivados y las legumbres deben ser la principal fuente de hidratos de carbono y tienen ser la base de nuestra alimentación. Es recomendable consumir cereales integrales (pan integral, arroz integral, pasta integral) y legumbres acompañadas de verduras en su elaboración. Debemos tener cuidado con los cereales del desayuno y evitar aquellos que estén azucarados.

 

  • Si consumimos lácteos, tomarlos bajos en grasas y sin azucarar: gran parte de la población toma de manera habitual lácteos como fuente principal de calcio, los últimos estudios indican que su consumo no es indispensable para la salud. En el caso de ingerirlos deberemos elegir yogures naturales, podemos acompañarlos con frutos secos o frutas desecadas. Evitaremos aquellos aromatizados con frutas o con grasas añadidas (tipo griego).

 

  • Consumo moderado de alimentos de origen animal: las recomendaciones de consumo de productos derivados de animales son las siguientes:
    • Carnes: 3-4 veces a la semana (máximo 1 vez carne roja de ternera o cordero)
    • Pescados: 2-3 veces a la semana.
    • Huevos: 3-4 veces a la semana.

 

  • Elegir el consumo de semillas, frutos secos y aceite de oliva: el aceite de oliva es la grasa que debemos utilizar siempre que podamos para elaborar y condimentar nuestros platos. Consumir frutos secos (almendras, nueces, avellanas…) y semillas (girasol, calabaza...) es una opción estupenda. Los frutos secos siempre naturales o tostados, evitaremos los fritos, endulzados o salados.

 

  • Evitar los alimentos precocinados y la comida rápida: estos alimentos (croquetas, pizzas, hamburguesas, canelones…) tienen un elevado contenido en grasas y azúcares por lo que no son recomendables en ningún momento y todavía menos en periodos en los que la actividad física disminuye. Su consumo está asociado al riesgo de padecer enfermedades como la obesidad, la diabetes y otras muchas enfermedades crónicas

 

Es importante conocer esta información para comenzar a introducir ahora hábitos saludables que nos deberán acompañar en nuestro día a día. Es un buen momento para comenzar a cocinar con los más pequeños y buscar alternativas caseras a los alimentos precocinados y la comida rápida. Puedes consultar aquí recetas saludables para cocinar en casa.

 

¿Qué necesito para ser nutricionista?

Si te interesa la nutrición y la salud y te gustaría convertir tu afición en tu profesión deberás prepararte para ello. Existe una preocupación creciente en la sociedad por la nutrición y, por consiguiente, aumenta también la demanda de profesionales. Con el curso de nutrición y dietética de MasterD contarás con un entrenador personal que te dará una atención individualizada para que tu formación sea la mejor posible.

 

Estudiar Nutrición y dietética online

26 de marzo del 2020
Viene muy bien conocer las recomendaciones y ponerlas en práctica.
25 de marzo del 2020
Un tema super interesante y útil para el día a día, muy importante saber comer bien, muchas gracias por este artículo.
25 de marzo del 2020
Muy interesante, una ayuda para estos días en casa.
 
 

Nuevo comentario: