Inserción laboral MasterD »

Cómo evitar la discriminación en los procesos de selección

Compartir: 
 
Evitar la discriminación en procesos selectivos

DISCRIMINACIÓN EN LOS PROCESOS SELECTIVOS

 

¿Está casada? ¿Tiene hijos? ¿Piensa tenerlos? ¿Suele salir por la noche? ¿Qué piensa su marido de que trabaje? Preguntas como estas no son algo del pasado, todavía en el siglo XXI se escuchan en determinadas entrevistas de selección de personal cuando el candidato es una mujer. Cada vez con menos frecuencia, afortunadamente, pero todavía existen.

La selección de personal es un proceso clave y fundamental en el acceso al empleo, por ello la imparcialidad, el trato justo y la ausencia de discriminación son además de una necesidad para las mujeres, una demanda social creciente. Tras las últimas declaraciones de determinados colectivos de mujeres, se ha creado una gran controversia y se comienza a visibilizar un problema que durante años ha estado silenciado pero que cada vez va ganando más adeptos.

Se exige que los procesos de selección de personal sean imparciales, equitativos, que no discriminen, sino que se basen en los principios de capacidad personal, eficacia y mérito. Por lo tanto, esto nos crea una nueva necesidad, la de disponer de métodos de selección que nos permitan no caer en la discriminación, recabando solamente la información necesaria de los candidatos y evitar información superflua que pueda ser discriminatoria.

Cada vez es más frecuente encontrarnos con pruebas de selección encaminadas a combatir la desigualdad en el acceso al mercado laboral, por ello vamos a comentar aquí las que creemos más eficaces, y que puedas estar preparado para afrontarlas:

  • Entrevista conductual estructurada. En ella las preguntas se desarrollan a partir de un análisis previo del puesto y el contenido se refiere exclusivamente a conductas referentes al trabajo a desempeñar. Se repite todo el proceso de la entrevista con todos los candidatos, y después se valoran las respuestas mediante escalas de valoración establecidas en las conductas. Lamentablemente es muy costosa en tiempo, por lo que no es muy frecuente.

 

  • Pruebas situacionales, en las que se simula total o parcialmente una situación en la que los candidatos deben aplicar las competencias que exige una actividad laboral concreta. Este tipo de pruebas nos aportan una visión realista, permite evaluar varias competencias a la vez, y puede aplicarse de manera individual o en grupo. Se puede realizar tipo roleplaying, o como ejercicios profesionales.

 

  • Discusión de grupo. Ya hemos comentado en anteriores ocasiones que las dinámicas de grupo empiezan a abrirse paso con fuerza en las entrevistas de trabajo. En este tipo de pruebas se discute de manera libre y abierta sobre un tema o un problema que nos refieren. El tema puede ser general, centrado en el trabajo o de carácter cooperativo o competitivo. Durante el proceso, el evaluador observa y valora los comportamientos para tomar una posterior decisión dependiendo del perfil que precise en ese momento.

 

Este tipo de pruebas ofrecen sin duda la oportunidad a los candidatos de demostrar su valía para el puesto, tratándolos con dignidad y respetando el principio de igualdad de oportunidades.

3 respuestas a Cómo evitar la discriminación en los procesos de selección

asun muñoz

12 de marzo del 2018
En una larga vida profesional he visto tantas cosas en entrevistas de trabajo... cuando quieras comentamos largo y tendido.
Seguro que somos muchas, con un café podemos hacer una mesa redonda para la TV.

Marimar

11 de marzo del 2018
Todavía queda mucho por hacer. Vamos poco a poco

Angelines

09 de marzo del 2018
!Que interesante! muchas gracias
 
 

Nuevo comentario: