CONSEJOS OPOSICIONES »

¿Cómo estudiar y memorizar las leyes para las oposiciones?

  • En toda oposición una parte del temario exigido es siempre normativa. ¿Te cuesta estudiar y memorizar las leyes de tu temario? Vamos a darte unos consejos.
  • Diez consejos para estudiar oposiciones
Compartir: 
 
Técnicas estudio leyes para oposición

Memorizar leyes oposiciones 

 

Cada persona que esté preparando una oposición, sea del ámbito y categoría que sea, parte del temario exigido es siempre normativa. ¿Te cuesta estudiar y memorizar las leyes de tu temario? Vamos a darte unos consejos.

 

Técnicas estudio legislación

Las leyes son la pesadilla de muchos opositores que es la primera vez que se enfrentan al estudio de las mismas. Su terminología, su forma de redacción, los conceptos jurídicos desconocidos, la rigidez de los propios textos normativos, así como la falta de conocimientos previos sobre estas materias hace que los opositores atraviesen un duro bache cuando tienen que empezar a estudiar estos temas. Pero son una parte de la oposición y si queremos conseguir esa ansiada plaza hay que estudiarlos.

 

¿Cómo estudiar? Pasos para estudiar las leyes

Te diríamos que para hacer más ameno el estudio existen una serie de pautas que podemos seguir, pero rectificamos: ameno, lo que se dice ameno, no lo vamos a hacer. Lo podemos hacer más sencillo, más organizado y con mejores resultados. ¿Cómo? ¡Te lo contamos!

 

1. Asegúrate de tener las normas siempre actualizadas. La legislación es cambiante y es importante estudiar siempre la norma en vigor. La página web del BOE ofrece un buscador de normativa que permite consultar las normas en su versión consolidada.

 

2. Si tienes un temario, empieza por el temario. Muchos opositores se plantean si es mejor estudiar directamente de las leyes sacadas de los boletines oficiales o de los temas que les han proporcionado en sus centros de estudio. Nosotros siempre aconsejamos empezar el estudio por lo temas. ¿Por qué? Pues porque los temas están desarrollados e incluyen explicaciones, ejemplos, aclaraciones de términos jurídicos. Solo cuando te hayas familiarizado con los conceptos, con los términos y con el lenguaje jurídico podrás estudiar directamente de las leyes, pero esto necesita tiempo.

 

3. Ten a mano un diccionario jurídico y consultas las dudas a tus profesores: Sabemos lo complicado que es estudiar algo sin entenderlo y las leyes no son diferentes. Si bien es cierto que hay que hacer un buen uso de la memoria y que hay cosa que habrá que memorizarlas sin más, te resultará mucho más fácil la memorización si entiendes lo que estás estudiando. Si estás preparando la oposición de la mano de profesionales seguro que los profesores te aclaran todas estas consultas. En la academia de oposiciones MasterD un gran equipo de profesores, expertos juristas, no solo resuelven las dudas de sus alumnos de forma individual, sino que tratan las cuestiones más complejas a través de sus clases en directo y videoclases disponibles en su Campus Virtual, donde además hay un diccionario jurídico con la explicación de la mayoría de términos que se encuentran en los temas.

 

4. ¿Por dónde empezar a estudiar una ley? ¡Por el principio! Y el principio es siempre el preámbulo o la exposición de motivos de la norma. Puesto que ésta una parte de la ley que no tiene fuerza jurídica (es decir, es una mera introducción formal a la norma) muchos os veréis tentados a saltarla. Nosotros os aconsejamos que no lo hagáis: el preámbulo o exposición de motivos nos ofrece información valiosa: el motivo de la norma, su ámbito de aplicación y en la mayoría de casos, un resumen de su contenido que nos puede venir muy bien.

 

5. ¿Por dónde seguimos? Por la estructura de la norma. Verás que la mayoría de normas se dividen en Títulos, Capítulos y Secciones, donde se contienen los artículos de la norma. Saber cuántos Títulos, Capítulos y Secciones tiene la norma y lo que regula cada uno de ellos es fundamental.

 

6. Una vez tienes clara la estructura de la Ley, ¡divide y vencerás! Comienza el estudio de los contenidos de la norma, resúmelos, esquematízalos. Y a la pregunta “¿me lo tengo que saber de memoria o vale con mis propias palabras?” piensa que en el examen te van a preguntar por la literalidad de la Ley: saberlo explicar con tus palabras está muy bien, pero intenta memorizar los datos tal cual se indican en la norma.

 

7. El momento de estudio importa. si ésta es una materia más pesada, que te gusta menos o te cuesta más, no lo dejes para el final del día. Es mejor empezar el estudio de las normas cuando aún estás fresco y las materias más específicas de tu profesión o categoría, que controlas más o te resultan más amenas, para después.

 

8. Verifica lo que sabes: tras el estudio de las normas ponte a prueba: realiza ejercicios tipo test, contesta preguntas relacionadas con la materia que has estudiado, asiste a una clase en directo para comprobar que no has dejado nada por estudiar y no olvides la importancia del repaso de la norma pasado un tiempo.

 

Dónde estudiar las oposiciones

En la academia MasterD somos especialistas en oposiciones y nuestro equipo de profesores sabrá resolverte todas las dudas que te surjan durante el estudio de estos temas, darte los mejores consejos y proporcionarte los recursos necesarios para hacer esta parte de la oposición lo más sencilla posible. ¡Ánimo!

 

Técnicas para oposiciones  

 
29 de abril del 2020
Muy interesante, me ayuda a afrontar el estudio con una visión mas real
29 de abril del 2020
Gracias por los consejos. Son de gran utilidad.
29 de abril del 2020
La verdad es que son unos grandes consejos, los tendré todos ellos en cuenta, gracias.
29 de abril del 2020
Que complicado es estudiar la parte legislativa. ¡Muchas gracias por tus consejos Asun!
29 de abril del 2020
Buenos consejos
 
 

Nuevo comentario: