OPOSICIONES EDUCACIÓN »

La Educación Emocional o Inteligencia Emocional en las aulas

Compartir: 
 
Educación Emocional Objetivos

TRABAJAR EDUCACIÓN EMOCIONAL 

 

Las emociones están presentes en todas las fases del ciclo vital, por este motivo, para poder vivir mejor, sea cual sea la etapa de nuestra vida, es conveniente aprender a regularlas y, además, integrarlas en nuestro funcionamiento diario. La educación emocional nos ayudará a ello.

 

¿Qué es la Inteligencia emocional?

Algunos de los fundamentos más relevantes de la educación emocional son los siguientes:

 

  • Los movimientos de renovación pedagógica, con sus diversas ramificaciones (escuela nueva, escuela activa, educación progresiva, etc.), se proponían una educación para la vida, donde la afectividad tenía un papel relevante. Ilustres teóricos y representantes de estos movimientos han llamado le atención sobre la dimensión afectiva del alumnado. Entre ellos destacan, Pestalozzi, Froebel, Dewey, Tolstoi, Montessori, Rogers.

 

  • Movimientos recientes de innovación educativa, tales como la educación psicológica, la educación para la carrera, la educación moral, las habilidades sociales, el aprender a pensar, la educación para la salud, la orientación para la prevención y el desarrollo humano (Bisquerra, 1998), etc., tienen una clara influencia en la educación emocional.

 

  • La teoría de las inteligencias múltiples de Gardner (1995, 2001), en particular por lo que se refiere a la inteligencia interpersonal y a la intrapersonal, son un referente fundamental.

 

  • El concepto de inteligencia emocional, introducido por Salovey y Mayer (1990) y difundido por Goleman (1995, 1999a, 1999b), ha tenido muchos continuadores en psicología y educación.

 

  • Y también las recientes aportaciones de la neurociencia han permitido conocer mejor el funcionamiento cerebral de las emociones.

 

De los cuatro pilares de la educación (conocer, saber hacer, convivir y ser) señalados en el informe Delors (1996), como mínimo los dos últimos contribuyen a fundamentar la educación emocional.

 

Pero en nuestra sociedad y, en concreto, en la escuela han priorizado hasta finales del siglo XX los aspectos intelectuales y académicos de los alumnos, convencidos de que los aspectos emocionales y sociales pertenecen al plano privado y, en este sentido, cada individuo es responsable de su desarrollo personal (Evans, 2002; Fernández-Berrocal y Ramos, 2002).

 

El siglo XXI nos ha traído una nueva forma de ver la realidad más diversa sobre el funcionamiento de las personas y se está tomando conciencia de forma lenta, aunque progresiva, de la necesidad de que la educación de los aspectos emocionales y sociales sean atendidos y apoyados por la familia, pero también de forma explícita por la escuela y la sociedad.

 

Con la finalidad de introducir la educación de las emociones en la escuela, se ha generado todo un movimiento educativo que podemos encontrarlo con diferentes denominaciones como “Educación Emocional” o “Educación Socio- Emocional”.

 

La educación emocional supone pasar de la educación afectiva a la educación del afecto. Hasta ahora la educación afectiva se ha entendido como educar poniendo afecto en el proceso educativo. Ahora se trata de educar el afecto; es decir, de impartir conocimientos teóricos y prácticos sobre las emociones. La educación emocional es una innovación educativa que se justifica en las necesidades sociales.

 

Atendiendo a la orientación de la educación emocional, se puede considerar que tiene una doble finalidad:

 

  • Finalidad preventiva, en el sentido de proporcionar recursos y estrategias para fortalecer el control emocional y prevenir, la aparición de desajustes que, a veces, pueden derivar en comportamientos inadecuados como, por ejemplo, consumo de drogas, ansiedad y conductas de riesgo.

 

  • Desarrollo de competencias emocionales, con el objetivo de que favorezcan un desarrollo armónico e integral. Se basa en el fortalecimiento de las habilidades sociales y en promover actitudes positivas que contribuyan al bienestar personal y social.

 

La inteligencia emocional en el aula 

A la hora de aplicar la educación emocional en el aula como docentes, la educación emocional se lleva a cabo mediante técnicas eminentemente prácticas y vivenciales como son dinámica de grupo, role playings o juegos de dramatización, actividades lúdicas, técnicas de relajación, gestión del estrés, ejercicios de respiración, técnicas de afrontamiento, etc.

 

Si quieres conocer más información sobre cómo aplicar la inteligencia emocional en el aula y en tu vida personal, te recomendamos visualizar tres talleres de MasterD: 

 

En conclusión, si la educación emocional está orientada a la adquisición de competencias emocionales hay que analizar cada una de ellas, destacando las aptitudes o microcompetencias que las componen, así como las técnicas que favorezcan su adquisición. Las más importantes son: conciencia emocional, regulación emocional, autonomía emocional, competencia social y competencias para la vida y el bienestar.

04 de septiembre del 2021
Como futuros docentes, debemos trabajar la educación emocional en las aulas. Hoy en día, la empatía y el autocontrol de uno mismo no está muy trabajado, y en especial con los mas pequeños. Por experiencia propia, de pequeña no era nada habitual realizar en el aula exposiciones a los compañeros, exponer algún tema relevante, etc. Todo esto, causa una frustración cuando vamos creciendo, ya que al no haber tenido este tipo de actividades normalizadas en cada uno, crea ansiedad y estrés a la hora de exponer tu ideas o conocimientos delante de los demás.
Es por ello que pienso y creo que tanto enseñar y trabajar nociones de matemáticas o lingüística es muy importante también el trabajar las emociones con los niños/as en las aulas. Ello ayudará y creará en el niño/a una buena personalidad y podrá conocerse a sí mismo mucho mejor, sabiendo cuales son sus habilidades y cómo trabajar en aquello que tenga algo de dificultad.
02 de septiembre del 2021
Me parece un artículo de capital importancia. Muchos alumnos fracasan escolarmente por el fracaso emocional que están sufriendo. Me refiero, a la falta de conciencia de uno mismo y sus emociones, y cómo están afectando a su vida y a la motivación en el aprendizaje.
Trabajemos en esto...
25 de agosto del 2021
Muy interesante el artículo, y muy importante el trabajo en el aspecto emocional del ser humano. Pienso que al igual que hasta ahora la educación de conocimientos lógico-matemáticos, lingüísticos... se ha dado en los centros y se ha apoyado por las familias, así debería ser con el desarrollo emocional, ser gestionado por las familias y apoyado por los centros. ya que los valores que se transmiten en la familia, no son iguales que los que se puedan transmitir en los centros.
14 de julio del 2021
Este artículo sobre la Educación Emocional es muy interesante y está muy bien planteado. Realmente el ser humano no es sólo cerebro o conocimientos; existe dentro de cada uno un corazón con unos sentimientos que ayudan a formar a la persona íntegramente.
Actualmente, en educación infantil, no sólo dar conocimientos, sino también (y es importante) cómo gestionar las emociones. Todo lo que nos ayude a perfeccionar un estilo de enseñanza-aprendizaje que realmente ayude a sacar el mayor potencial del alumno/a, bienvenido sea.
25 de mayo del 2021
La educación emocional es muy importante, ya que con ella enseñamos a nuestros alumnos, a saber expresar como se sienten y poder ver si hay posibles problemas en su desarrollo, por ello también es importante el contacto con las familias en esta etapa, para saber cuál es su comportamiento también no solo en el aula dijo, cuando está con sus cuidadores, es decir en casa...
16 de mayo del 2021
Hoy en día, en multitud de escuelas se trabajan las emociones sobre todo con el cuento "El monstruo de los colores" aunque también hay muchas otras maneras de poder trabajar ello en el aula como por ejemplo, con actividades de expresión facial, con fotografías reales de expresiones, mediante dramatizacion de personajes, a través del dibujo (ya que depende de los colores, la forma, la presión del lápiz..podemos comprobar estados anímicos del niño) o incluso aprovechando situaciones que se den en el aula tales como momentos de conflicto. Es importante ayudar al niño a reconocer como se siente y a poder expresarlo.
06 de abril del 2021
La educación emocional es, sin ninguna duda, imprescindible, pero a su vez poco reconocida.
Los docentes de infantil tenemos algo más fácil el poder trabajar las emociones ya que en estas edades comienzan a experimentarlas, y por lo tanto podemos intervenir en ellas (en su control, en sus sensaciones) enseñándoles y aprendiendo a cómo gestionarlas.
El principal problema que encuentro es que es muy importante que el profesional que trabaje las emociones esté preparado para saber y poder tratar a los discentes adecuadamente. Creo que no todo el mundo esté preparado para saber hacerlo, por falta de empatía, de sensibilidad, de recursos y de formación en este ámbito. Por tanto creo que es un tema delicado, pero muy necesario. El saber controlar nuestras energías positivas y negativas, las de los demás, el saber controlar los altibajos de la vida, y, sobre todo, el conocerse uno mismo. Pero, ¿Quién nos enseña esto? ¿Quién nos prepara para estas circunstancias?
Como ya he mencionado, es un tema muy delicado. En el aula los ratios son muy grandes para que un docente pueda preparar al alumnado en este aspecto, y por otro lado están las distintas familias, que son el principal factor de crianza de los pequeños. Así que seguiremos intentando dar lo mejor a nuestros alumnos, e intentaremos gestionar y trabajar las emociones de éstos lo mejor que se pueda. Pero aún queda un largo camino por recorrer, y lo ideal sería que estuviéramos acompañados y que hubiese más apoyo y ayuda en este aspecto, para lograr y conseguir niños y adultos más equilibrados y felices.
06 de abril del 2021
El tema esta enfocado en las emociones, de una persona conocer, saber y hacer sus conocimientos y habilidades individual, para el bienestar de nuestra vida.
Debe empezar en el ciclo vital, y el ambito de la familia y la escuela para tener mejor conocimiento, de las conductas inadecuadas.
13 de marzo del 2021
Muy interesante el articulo, considero que es muy importante saber gestionar nuestras emociones y sentimientos. A veces esa mala gestión es la causa de muchos de nuestros problemas. Me parece genial que los niños puedan aprender a desenvolverse de forma asertiva con ellos mismos y con los demás....
27 de enero del 2021
Como bien se menciona en el artículo es fundamental la integración en las aulas de conocimientos acerca de las emociones. La importancia de las emociones es fundamental ya que vivimos en sociedad, y una buena educación emocional implica una mejor convivencia social, conocimiento y aceptación de uno mismo.
 
 

Nuevo comentario: