Trucos para confeccionar un curriculum

 
Según varios estudios realizados, el 75% de los candidatos a un puesto de trabajo, son descartados por su curriculum. Este dato es alarmante, ya que indica que se ha rechazado el curriculum bien porque la persona no ha sabido confeccionarlo (desconocimiento) o porque por vagancia no ha querido actualizarlo (esta obsoleto y ha sido rechazado del proceso de selección). El curriculum no debe ser un mero papel en el que pongamos nuestros datos personales, académicos y profesionales, debe ser algo vivo que vayamos confeccionando y adaptando a cada puesto de trabajo al que queremos optar. La estructura básica de un curriculum vitae es común: datos personales del candidato, datos académicos, experiencia profesional y datos complementarios. No existe un modelo único de curriculum, por eso queremos comentarte que tipos de curriculum existen para que seas tú el que optes y decidas cual se adapta mejor a tus necesidades en cada momento.

entrevista_trabajo

El curriculum cronológico ascendente, es el que debes utilizar si tienes poca experiencia profesional. Recuerda que si has realizado prácticas también cuenta como experiencia, es un dato valorado muy positivamente por las empresas. En este curriculum debes ordenar tus datos tanto académicos como profesionales por fecha cronológica, de manera que, destaque la evolución que has ido teniendo. El curriculum cronológico descendente, es aquel que debes confeccionar si tienes una amplia experiencia o quieres cambiar de trabajo y encontrar un empleo parecido al que estas desempeñando actualmente. A diferencia del otro tipo de curriculum mencionado, el cronológico descendente ordena los datos académicos y profesionales empezando por el más reciente. El curriculum europeo, es el que debes utilizar si solicitas un empleo en la Unión Europea. Consta de un esquema predefinido que puedes encontrar en la página de “Europass”. Para que tu curriculum sea seleccionado entre los recibidos para una oferta de empleo, debe adaptarse a la oferta, teniendo en cuenta, la trayectoria profesional y formativa del puesto de trabajo concreto a realizar.

sala

Recuerda, que un curriculum no es algo estático, es como una carta de presentación, la única forma que tienes de empezar un proceso selectivo antes de llegar a la entrevista personal. Como recomendación para tener en cuenta a la hora de elaborar un curriculum, debes saber que, un curriculum nunca debe tener más de una o dos hojas; debe ser breve y fácil de leer. Evitaremos poner la palabra curriculum vitae en la parte superior así como una fotografía si no se solicita expresamente. El papel utilizado para imprimir el curriculum debe ser un folio en blanco, con letra legible y no muy pequeña. Debemos incluir siempre que podamos una carta de presentación junto con nuestro curriculum, con alguna razón que explique el interés por el puesto a cubrir. Lo principal para que un curriculum triunfe, es tener plena confianza en nosotros mismos; la actitud es importante. Con estas pequeñas pinceladas esperamos que confeccionar un curriculum ya no sea tan complicado. Pon manos a la obra, sigue estos consejos y suerte en tu búsqueda de empleo.
 
 

Nuevo comentario: