Preparación de oposiciones »

Cómo preparar unas oposiciones

Compartir: 
 
Cómo preparar oposiciones con Éxito

PREPARAR  OPOSICIONES

 

¿Estás pensando en opositar por primera vez  y no sabes por dónde empezar? En la academia de preparación MasterD te damos las claves y consejos para sacar el mejor rendimiento en tu preparación y llegar a las pruebas de la oposición con altas posibilidades de obtener tu plaza. 

 

Preparar una oposición

Antes de empezar a preparar cualquier oposición, debemos ser conscientes de que hay varios aspectos a tener en cuenta antes de comenzar a estudiar el temario. Es fundamental mentalizarnos de que nuestro objetivo no es aprobar, sino obtener una plaza, conceptos que se confunden frecuentemente.

 

Previo a pagar las cuotas y empezar con el estudio, debemos tener muy en cuenta el nivel de dificultad de la prueba y el tiempo que tenemos para prepararla. Valora si la dificultad de la prueba te permite compatibilizar realmente estudio y trabajo y muévete según tu propia disponibilidad. Asegúrate de que cumples con todos los requisitos de la convocatoria y de sus características. Algunas plazas pueden conllevar un cambio de residencia que no estés dispuesto a realizar. Por último, debes asegurarte de que posees el temario correcto para la preparación de dicha prueba para evitar estudiarte algo que no se corresponda al 100% con la oposición.

 

Una vez estés completamente convencido de la disciplina o cuerpo para la que quieres opositar, debes mantenerte alerta de las convocatorias y plazas: el número de plazas y convocatorias influirá en gran medida en la dificultad para obtener la plaza, aunque es recomendable que independientemente de esta dificultad, tu preparación sea lo más completa posible. También es recomendable que tengas en cuenta las características de la prueba más allá de su temario y de su dificultad: si son de acceso libre, qué posibilidades tienes de sacar puntos extra…

 

Cómo aprobar oposiciones

 

 

Cuánto tiempo cuesta preparar una oposición

El tiempo para opositar con garantías es muy relativo. Depende en gran medida de factores externos, como el tiempo que tengamos por delante hasta la convocatoria a la que nos queramos presentar o la dificultad de la misma. Sin embargo, en última medida dependerá de nuestra capacidad para estudiar, nuestro nivel de asimilación y la calidad de la preparación que queramos tener. Debemos buscar un buen preparador y adoptar las técnicas de estudio que mejor se ajusten a nuestro perfil formativo. Es preferible dejar a un lado las prisas y primar una buena preparación: es preferible esperar más tiempo si no tenemos tiempo para estudiar que fracasar en la convocatoria y vernos obligados a presentarnos a la siguiente.

 

Pero si tu mayor preocupación es el tiempo que la preparación de oposiciones te va a quitar cada día, te tranquilizamos a continuación. No debes tomarte la preparación “a vida o muerte”. Por más que te encierres en tu casa sin ver la luz del sol, no mejorará los resultados. Recuerda que buscamos la calidad, no la cantidad, y más tiempo de estudio no equivale a una mejor asimilación de conceptos. Sería recomendable regular nuestros propios horarios, ir de menos a más.

 

En los inicios de la preparación podemos tomárnoslo con más pausa, como si fuese un trabajo a media jornada: 4 horas al día de estudio que nos permitan entrar en materia, conocer el temario y el terreno en el que nos movemos y coger ritmo en el estudio de la oposición. No podemos entrar a pecho descubierto sin saber lo que nos espera porque tendremos muchas posibilidades de agobiarnos y de pensar en el abandono nada más empezar.

 

A los dos o tres meses de comenzar, cuando ya empezamos a consolidar una rutina de estudio, podemos añadir una hora más a nuestra preparación y así sucesivamente. Cuando llevemos medio año podemos elevar la jornada a 8 horas diarias. Haciéndolo progresivamente podremos adaptarnos a jornadas de estudio más intensivas y aumentaremos nuestro rendimiento, pero siempre desde la costumbre y no desde la obligación.

 

Reserva los fines de semana al ocio y al descanso, no ocupes todos los días en el estudio ya que solo conseguirás saturarte. Cuando se acerque la fecha de las pruebas, puedes añadir alguna “hora extra” en tiempo de descanso para reforzar lo que llevas tiempo preparando. Y si ya estás trabajando a la vez que preparas la oposición, no podemos exigirte más de lo que ya haces: haz lo que puedas y sé consciente de tus limitaciones.

 

Cómo es la preparación de las oposiciones

 

La preparación es el pilar fundamental del éxito en las oposiciones. Es recomendable buscar una academia de oposiciones que se te permita complementar el estudio autónomo y que te asesore durante tu preparación. Se presume fundamental la figura del preparador que pueda brindarte una atención personalizada. En MasterD no solo te ofrecemos todo lo anterior, sino que además le sumamos el material multimedia que estará a tu disposición y la seguridad de que nos adaptamos a tu horario, tu disponibilidad y tus condiciones. El preparador debe ser un apoyo no solo a nivel docente sino también a nivel emocional: pasarás por muchos altibajos durante el proceso de preparación de la oposición y es posible que te plantees abandonar, un momento en el que puede ser necesaria una figura que te reconduzca por el camino adecuado. Además, esta persona puede realizarte un seguimiento a través de simulaciones de pruebas y conocerá tus puntos a reforzar, haciendo que llegues lo más preparado posible a la prueba real.

 

La organización y el estudio también juegan un plan clave en la preparación de oposiciones. No te desesperes, sé realista con tu capacidad y tiempo y sé flexible. No seas duro contigo mismo. Establece un plan de estudio desde el principio con ayuda de tu preparador e intenta compatibilizarlo con la preparación en la academia.

 

Estudiar oposiciones en MasterD

 

Qué pasa si no avanzo en las oposiciones

 

Y como hemos dicho anteriormente, el factor mental es, sino el más importante, sin duda de los más importantes. Habrá tramos en los que crees que no avanzas y que no puedes aprenderte determinadas partes del temario. Pero no debes agobiarte ni tomar medidas drásticas: miles de personas consiguen su plaza anualmente con las mismas sensaciones durante su preparación. Sin fórmula mágica ni temarios imposibles, la única receta que funciona es el estudio, la constancia, la organización y el entusiasmo ante la plaza.

 

Qué pruebas tienen las oposiciones

 

Las oposiciones forman parte de un mundo amplio, así que es difícil determinar un tipo de prueba general para todas las convocatorias. No es lo mismo opositar para Maestro de Primaria que para Policía Nacional. Los tipos de pruebas serán muy distintos. Sí es cierto que existen determinadas pruebas que suelen requerirse en la mayoría de oposiciones: test psicotécnicos, test de personalidad o entrevistas personales pueden estar presentes en oposiciones muy distintas entre sí, por lo que es casi seguro que tendremos que preparar una prueba de este tipo. Las pruebas escritas de conocimiento también son comunes a todas las oposiciones, con la única particularidad del temario en concreto para el cuerpo que queramos acceder.

 

Por último, para las oposiciones a cuerpos y fuerzas de seguridad tendremos que estar preparados para realizar una serie de pruebas físicas que se especificarán en las bases de cada convocatoria y que pueden no tener nada que ver entre sí: puede que las pruebas físicas para Bombero difieran de las de Tropa y Marinería o de las del resto de cuerpos y fuerzas de seguridad. Por otra parte, también debemos tener en cuenta que las pruebas para una misma oposición pueden ser distintas de una convocatoria a otra. Por ejemplo, en el caso de las oposiciones de Auxiliar Administrativo, podemos encontrarnos con una convocatoria con prueba teórica y prueba de informática, y otra convocatoria en la que la prueba de informática se integre dentro de otras pruebas. Las bases de la convocatoria serán siempre nuestra guía antes de empezar a preparar cualquier oposición o de tomar cualquier medida.

 

Qué hago el día del examen

 

Finalmente, el día de la prueba debemos sentirnos con la confianza que nos habrá dado el tener una buena preparación. Los nervios son normales, pero debemos hacer un esfuerzo por llamar a la tranquilidad sabiendo que llevamos tiempo estudiando y preparándonos para esto, así que los buenos resultados serán el fruto de un buen trabajo. Y si finalmente no eres uno de los afortunados en obtener la plaza, no te desanimes: cada año se convocan numerosas plazas de oposiciones para distintos sectores en los que tarde o temprano podrás conseguir un trabajo.

 

Mejores consejos para preparar las oposiciones

 

Insistimos. No existe una fórmula mágica para obtener una plaza en cualquier oposición, pero sí existen varias directrices que debes seguir SIEMPRE para no fracasar en el intento. Por si todavía no te sirve todo lo mencionado anteriormente, el resumen más acertado es decir que la oposición es una carrera de fondo con un sprint final muy marcado. El primer paso es mentalizarse de que no va a ser rápido ni fácil, pero que merece la pena. Ten presente también que vas a tener momentos duros, de flaqueza, en los que puede que te plantees abandonar, pero debes apelar a tu fortaleza mental y apoyarte en tus preparadores para levantarte siempre que caigas. Recuerda que una oposición no son solo conocimientos, sino habilidades: debes aprender a desarrollar temas, sintetizar preguntas largas y controlar los tiempos de las pruebas para sacar el mejor resultado posible. Preparar unas oposiciones va a requerir de la ayuda de profesionales que te lleven por el camino correcto y en MasterD somos expertos en eso ¡Prepara ya tus oposiciones con MasterD y obtén tu plaza soñada!
 

Más información sobre la preparación de oposiciones en www.masterd.es/oposiciones

 

Consejos aprobar oposiciones

 

8 respuestas a Cómo preparar unas oposiciones

Carla

12 de abril 2019
¡Qué información más últil!

Mucha gracias

alba

25 de abril 2019
Me encanta esta frase: "Por más que te encierres en tu casa sin ver la luz del sol, no mejorará los resultados". Estoy muy de acuerdo con ella.

Javier

25 de abril 2019
"No existe una fórmula mágica para obtener una plaza en cualquier oposición, pero sí existen varias directrices que debes seguir SIEMPRE para no fracasar en el intento"

GRAN VERDAD

Consuelo

25 de abril 2019
Me gustaría preparar unas oposiciones pero trabajo, ¿sería posible teniendo que compaginarlo?

MasterD

25 de abril 2019

Hola Consuelo.



Por supuesto, es totalmente posible estudiar y aprobar una oposición mientras se trabaja. Un gran número de personas se preparan compaginando su estudio con su empleo y muchas de ellas consiguen plaza cada año.



Un saludo.


Gustavo

25 de abril 2019
¿Cúando tengo que empezar a preparar las oposiciones? tengo dudas con el tema de la oferta, la convocatoria y si me daría tiempo cuando ya sale la fecha del examen. Gracias

MasterD

25 de abril 2019

Hola Gustavo.



Si tienes claro que quieres opositar, lo mejor es que empieces a preparar las oposiciones cuanto antes. La oferta, normalmente, es símbolo de una convocatoria inminente, aunque en ocasiones pueden pasar años hasta que esas plazas se convocan, tiempo que puedes invertir en preparar las oposiciones. Una vez se publique la convocatoria, se anunciaran las fechas de los exámenes, por lo que deberías estar preparado cuando esto se produzca. Cualquier otra pregunta que tengas, no dudes en consultárnosla.



Un saludo.


Julia

07 de junio 2019
Empezar a opositar no es tarea facil, se agradece mucho contar con profesionales que nos enseñen las claves para comenzar. ¡Muchas gracias!
 
 

Nuevo comentario: