Consejos MasterD »

10 Técnicas de concentración para estudiar

 

Compartir: 
 
Técnicas de concentración

MÉTODOS DE CONCENTRACIÓN PARA ESTUDIAR

 

Una de las mayores preocupaciones de todo estudiante, sobre todo cuando estudiamos en la vida adulta, es el poco tiempo que tenemos y cómo combatir la desconcentración. Todos queremos que, cuando nos pongamos a estudiar, ¡nos cunda…y mucho! Por eso, cualquier consejo que nos ayude a mejorar la concentración, es siempre bienvenido.

En realidad, no hay grandes trucos, se trata, sobre todo, de ser muy metódico en la planificación del estudio, de aplicar unas buenas técnicas de estudio y de alejar los elementos y pensamientos que vengan a distraernos en el tiempo de estudio.

 

10 CONSEJOS PARA CONCENTRARSE

A veces solo necesitamos que alguien nos recuerde lo que hay que hacer. Con esta intención te ofrecemos los siguientes consejos:

 

1. Organiza muy bien tu tiempo de estudio.

Planifícate. Lo importante es que el tiempo que tú tengas, poco o mucho, lo aproveches. Escribe tu planificación e intenta cumplirla a rajatabla. Anota al lado de tu planificación, el tiempo real que utilizaste en la ejecución de la tarea planificada. La planificación es algo dinámico, deberás ir recalculando y ajustando los tiempos de estudio.

 

2, Organiza bien el lugar de estudio.

El desorden dificulta la concentración, a mayor orden, mayor concentración. Generalmente el orden externo nos indica cómo está nuestro interior... Cuando te pongas a estudiar, ordena la mesa de estudio y ten a mano todo lo que vayas a necesitar (folios, rotuladores, agua, pañuelos de papel, etc.), es imprescindible no levantarse en el tiempo de estudio. Piensa que, cada vez que te desconcentras te costará como mínimo diez minutos recuperar la concentración.

 

3. Aleja los distractores.

Desconecta tu móvil. Si tú no respetas tu tiempo de estudio no esperes que los demás lo hagan. Cuando acabes tu sesión de estudio, contesta a todas las llamadas o whatsapp recibidos e indica que estabas estudiando. Poco a poco tu círculo cercano se acostumbrará a no llamarte en esos momentos. Si es necesario guarda un tiempo en tu planificación para la gestión del móvil, pero hazlo solo en los tiempos planificados.

 

4. El tiempo máximo de concentración.

Empieza por lo más difícil y observa cuál es tu tiempo máximo de concentración. Si hace mucho que no estudias, al principio es normal que no consigas concentrarte más de 30 minutos, no te preocupes, no pasa nada. Descansa cinco minutos y vuelve al estudio. Tras las primeras semanas de estudio ve añadiendo cinco minutos hasta conseguir hacer periodos de estudio de 40 o 50 minutos. Piensa que lo importante es aprender los contenidos, nadie te preguntará nunca cuánto te costó.

 

5. Guarda tiempo para el descanso.

Haz descansos de cinco o diez minutos tras cada periodo de estudio. Si estás estudiando con un buen nivel de concentración, no rompas el estudio porque lleves 40 minutos, no pasa nada porque luego hagas un descanso más largo.

 

6. Alterna los contenidos.

Intercala el estudio de temas de diferente dificultad, así conseguirás activar la atención. Por ejemplo intercala el estudio de temas de legislación con temas propios de tu especialidad, así cuando la atención disminuya, tras un descanso conseguiremos activarla de nuevo cambiando de actividad.

 

7. Acomete los temas más difíciles.

Si un tema te resulta muy difícil, ¡divide y vencerás! Trocéalo en partes más pequeñas, no pasa nada porque te estudies ese tema tan complicado en una o dos semanas. Cuando por fin consigas estudiarte ese tema que tanto te costó, dale un repaso completo para que todas las partes queden bien unidas…y prémiate, ¡por fin lo has conseguido!

 

8. Guarda tiempo para el repaso.

El olvido es una fase más del aprendizaje y la forma de combatirlo es el repaso. Cuando te pongas a estudiar, haz una lectura rápida de lo que estudiaste ayer, servirá para fijar el conocimiento y no perder el hilo conductor del estudio. Organiza repasos semanales, los estudios demuestran que a la semana, hemos olvidado el 97% de lo estudiado. Conforme avances en el temario tendrás que dedicar más días para el repaso, no te pene, el tiempo del repaso es una inversión, ya que fijarás los contenidos. De nada sirve avanzar si vas olvidando lo ya estudiado…

 

9. Pon orden en tu vida.

Si tienes asuntos personales pendientes, cuando te sientes a estudiar, vendrán a distraerte. Soluciónalos antes de ponerte a estudiar. Si tienes una llamada pendiente, hazla, si en el trabajo tienes pendiente una tarea, hazla cuanto antes.

 

10. La desconcentración es normal.

Es importante que aceptes que la desconcentración existe, somos personas adultas con muchas preocupaciones y ocupaciones y es normal que vengan a distraernos cuando por fin paramos. No pasa nada por distraerse ni porque te invadan pensamientos cuando te pongas a estudiar, lo importante es que no te entretengas con cada uno de ellos, anota lo que te preocupa y asígnale tiempo en tu planificación, una vez resuelto, no volverá a molestarte.

 

En MasterD creemos que el estudio se acomete mejor desde el bienestar, estado desde el que mejora nuestra concentración. Por eso, todas estas habilidades técnicas y personales que nos ayudan a mejorar la concentración se trabajan desde la orientación educativa.

 

Esperamos que estos consejos te ayuden a rentabilizar tu estudio. ¡Mucho ánimo!

 

Cómo mejorar la concentración  | Orienta2-MasterD TV

 

3 respuestas a 10 Técnicas de concentración para estudiar

Laura

09 de abril 2019
Muchas gracias por el artículo, ¡muy útil!

Luis

09 de abril 2019
Gracias por los consejos Belén, ¡están genial!

María

15 de abril 2019
Muy útil, gracias. Creemos que ya sabem9os estudiar y estos consejos nos ayudan a mejorar el rendimiento.
 
 

Nuevo comentario: