Fuerzas y Cuerpos »

La importancia de estar convencido

 

Es un dicho popular que el ser positivo atrae situaciones positivas y el sentimiento negativo, todo lo contrario. ¿En qué lado quieres posicionarte tú?

 

Las oposiciones, una vez que decides apostar por ellas, tienes que afrontarlas con optimismo y con el sentimiento arraigado y profundo de que vas a conseguir la plaza. Debes pensar que la plaza va a ser tuya.

 

No te digo que seas un iluso, hay momentos duros, de confusión, momentos en que no encontrarás sentido a muchas cosas, pero en esos momentos, tienes que tener clara tu meta: quieres conseguir tu plaza, quieres ser funcionario.

 

Cuando vengan estas situaciones, apóyate en las personas de tu entorno y en los profesionales que pueden ayudarte. El estar convencido de que conseguir esa plaza es lo que de verdad quieres y que vas a conseguirlo, es la pieza clave, es el pilar que va a mantenerte firme en tu propósito.

 

Una vez que lo consigas tu vida va a cambiar, ahí está tu meta. Apóyate en quienes te van a ayudar a conseguir cambiar tu vida, a conseguir un puesto como funcionario.

 

Antes de comenzar cada día, recuerda tu meta y visualiza el camino que te va a ayudar a alcanzarla. En primer lugar, anota en un papel: qué quieres ser, qué vas a conseguir y a dónde vas a llegar. ¡Ese es el título del estudio de cada día!

 

Una vez que hayas puesto el encabezado, piensa en la organización de cada día: qué tema debes estudiar y cuánto tiempo tienes. Establece unos propósitos acordes con tu tiempo, con tus obligaciones y con la totalidad del temario. Saber organizar tu tiempo y tus estudios afianzará tu trabajo.

 

No comiences nada porque sí, tú quieres cambiar tu vida, tú quieres conseguir tu plaza. ¡Pues a por todas! Está en tus manos. Sabes lo que quieres, ahora solo queda… conseguirlo.

 
 

Nuevo comentario: