Mindfulness »

De Mindfulness y mindfulneros: impresiones de un Congreso

  • Celebración del “I Congreso de Mindfulness en la educación” 
  • El mindfulness o atención plena nos enseña a centrarnos y concentrarnos en el momento presente
 
El Mindfulness en la Educación

Congreso de Mindfulness en la Educación

 

Durante los días 3 y 4 de noviembre se celebró en Zaragoza el “I Congreso de Mindfulness en la Educación” organizado por el doctor Javier García Campayo, médico psiquiatra del Hospital Miguel Servet de Zaragoza, y su equipo.

 

A este Congreso asistimos unas 300 personas que tuvimos el placer de escuchar a más de 50 expertos que nos contaron cómo han implementado con éxito el mindfulness en el ámbito educativo en todos los niveles, desde Infantil, hasta la Universidad.

 

La técnica

Aunque durante décadas nos hicieron creer que el cerebro es multitarea, la experiencia y la ciencia nos demuestran que esta teoría es fuente de sufrimiento y que, además, esta forma de proceder disminuye nuestro rendimiento, tanto laboral como académico.

 

Por el contrario, el mindfulness o atención plena nos enseña a centrarnos y concentrarnos en el momento presente y a aprender a no “despistarnos” con los numerosos pensamientos que nos acompañan cada día. Conseguir, por fin, centrarnos en nuestras tareas nos permite acabarlas con éxito y regular nuestras emociones, con lo cual, aumenta nuestro bienestar y, por lo tanto, nuestra salud.

 

En el entorno educativo pudimos ver in situ cómo se está aplicando en las aulas. Principalmente se realizan pequeñas prácticas de respiración consciente en los momentos en los que los alumnos experimentan una mayor alteración como, por ejemplo, al llegar a clase tras el recreo o ante un conflicto en el aula. Estas prácticas de atención plena por medio de la respiración les ayudan a serenarse y a regular sus emociones.

 

De este modo mejora el procesamiento de la información, se incrementa el rendimiento académico y mejora el ambiente de convivencia en las aulas, ya que se trabajan y previenen las conductas disruptivas, tan frecuentes en la adolescencia.

 

La aplicación

Actualmente, en Aragón, son más de 80 los centros que llevan el mindfulness a las aulas y obtienen buenos resultados; más de mil, en toda España.

 

Mención especial merece el proyecto de “Aulas felices”, creado por el Equipo Sati y pionero en toda España. En esta ocasión fue Ricardo Arguís, profesor del IES Santiago Hernández de Zaragoza el encargado de contarnos cómo aplican a la educación la psicología positiva y el mindfulness. Un programa basado en las fortalezas de las personas al que se puede acceder de forma gratuita desde Internet, donde están disponibles las fichas y ejercicios de respiración para aplicarlo en las aulas por parte de maestros y profesores. 

 

Pilar Aguilera, del ICE de Barcelona, nos contó el proyecto de “Escuelas Despiertas” y, siguiendo al maestro Thich Nhat Hann nos recordó que “los educadores felices cambiarán el mundo”.  Marta Modrego, de la Universidad de Zaragoza nos explicó cómo aplican el Protocolo de mindfulness y compasión para estudiantes universitarios en seis sesiones de noventa minutos que no tienen desperdicio.

 

Carlos García Rubio y Teodoro Luna, nos explicaron cómo aplican su programa “Crecer respirando” para conseguir el desarrollo emocional de las personas y alcanzar un buen rendimiento académico.

 

Carmen Jalón, perteneciente a la asociación Horeb, nos explicó en qué consiste su programa de interioridad y sus sesenta y dos prácticas de cinco minutos, y cómo el mindfulness se ha introducido ya en numerosos colegios concertados de Zaragoza.

 

Mónica Valero, nos expuso magistralmente cómo trabaja el TDAH desde el entrenamiento del mindfulness con el objetivo de incorporarlo cómo un hábito de vida que ayude a los niños y jóvenes que lo padecen y, al mismo tiempo, a sus familias, que soportan altas dosis de sufrimiento por los resultados negativos y la incomprensión que a menudo acompañan a este trastorno. 

 

Desde otras disciplinas diferentes a mindfulness como la inteligencia emocional, la psicología positiva o el focusing, también son muchas las aportaciones que llegan al ámbito educativo. No tuvo desperdicio la explicación de Fernando Tobías que expuso claramente qué es eso de las “sensaciones sentidas” y cómo prestarles atención

 

La actitud

En fin, resulta difícil explicar en unas pocas líneas lo que se vivió el pasado fin de semana en Zaragoza. Una gran aportación la del mindfulness al ámbito educativo en todos sus niveles. Nos quedamos con el deseo de que el mindfulness forme parte de todos los centros educativos españoles y con la importancia de que sea practicado por toda la comunidad educativa formada por alumnos, profesores y familias ya que el mindfulness no es solo una técnica, sino una actitud y una forma de vida que nos ayuda disfrutar del presente desde la atención consciente, sin juzgar y sin sufrimiento.

 

A todos los ponentes y organizadores: gracias, gracias, gracias.

 
 

Nuevo comentario: