Cursos Veterinaria »

Cómo trabajar de cuidador de caballos

Compartir: 
 
trabajo con caballos

Trabajos con Caballos

 

Si estás pensando en trabajar con caballos seguro que es porque eres capaz de valorar lo maravillosos que son. Sin duda el caballo es un animal hermoso y noble que ha compartido la historia del ser humano acompañándolo y facilitándole las cosas a lo largo de la historia. Los caballos han estado con nosotros en viajes, guerras, conquistas, expediciones y, por supuesto, en el día a día de nuestra vida cotidiana.

 

A pesar de todo este tiempo de convivencia, cuidar a un caballo no es una tarea sencilla y el ser humano ha tenido que aprender poco a poco cómo tratar a este compañero. Por este motivo, trabajar con caballos requiere de personas con una gran sensibilidad y una buena formación en veterinaria ecuestre. A continuación repasamos los puntos principales de la profesión.

 

Funciones Cuidador de Caballos

Una persona encargada de cuidar caballos realiza múltiples tareas a lo largo del día. Sin duda, una de las importantes es el velar por su bienestar y revisar varias veces al día cuadras y caballos vigilando que esté todo en orden. Además la limpieza y la higiene de las instalaciones (cuadras, prados, pistas, pasillos…) es una tarea diaria, así como la de mantener el equipo de equitación y el material de la hípica en óptimas condiciones.

 

Por supuesto, para tratar con estos animales es fundamental tener un buen manejo del caballo y conocer su peculiar carácter, para lo que es indispensable aprender a entenderlos, identificar sus gestos y saber leer en sus expresiones cómo van a reaccionar. Todo esto nos ayudará a interactuar con ellos minimizando riesgos cuando, por ejemplo, queremos sacarlos de la cuadra, soltarlos en el prado o darles cuerda.

 

Trabajar como Cuidador de Caballos

Conocer las bases del entrenamiento y el deporte hípico es importante porque, sin duda, cuando trabajemos con caballos nos veremos implicados en el día a día del centro. Y dentro de este día a día hay cosas como utilizar el caminador, preparar al caballo para las clases de equitación o incluso soltarlo en un prado.

 

También es posible que, como cuidadores de caballos, nos veamos en situaciones un poco más específicas. Esto puede ocurrir, por ejemplo, si trabajamos en una yeguada en la cual tendremos que participar en los programas de reproducción del centro, o cuando debamos asistir a los veterinarios en diversas intervenciones.

 

Por este motivo, un cuidador de caballos no debe ser exclusivamente una persona encargada de limpiar las cuadras, sino que necesita una formación para poder atender al caballo de forma óptima y global.

 

Formación para trabajar con Caballos

Una formación en cuidado básico del caballo y gestión de las instalaciones será imprescindible, pero también debemos tener nociones sobre nutrición equina y reproducción, e incluso conocimientos básicos sobre las enfermedades que pueden afectar a los caballos para saber detectarlas y prevenirlas.

 

Es importante también que conozcamos las actuaciones básicas de medicina preventiva que realizará el veterinario, pues sólo así podremos asistirlo y ayudarlo en su labor; del mismo modo que, en el caso de los centros de reproducción equina, tendremos que conocer tanto el manejo de madres y potros como los protocolos básicos usados en las yeguadas.

 

Curso Cuidador de Caballos

 

Sin duda, son muchos los conocimientos necesarios, pero te abrirán las puertas a trabajar con unos animales fabulosos en una profesión que aporta una gran gratificación profesional y personal.

 

Opiniones Curso Veterinaria Ecuestre

3 respuestas a Cómo trabajar de cuidador de caballos

Sandra

16 de mayo 2019
No tenía ni idea de estas opciones para trabajar con caballos. ¡Muchas gracias!

Raúl

16 de mayo 2019
Me encantan los caballos. Trabajar con ellos tiene que ser una gozada

Alberto Salazar Montoya

16 de mayo 2019
Sin duda una gran oportunidad en el mercado del trabajo si realmente te gusta y estás preparado
 
 

Nuevo comentario: